JORGE MOLINA SANHUEZA

"Cuando la prensa es libre, ello puede ser bueno o malo; pero, evidentemente, sin libertad, la prensa sólo puede ser mala". Albert Camus.

martes, julio 26, 2005

Operacion Barswinger (primera parte)



El centro de Santiago se convertirá en un aeropuerto para espías. Habrá un lugar donde podrán encontrarse. El santo y seña es un inciso del Código Penal de la era de Julio César.
Botas negras, porta ligas, algo de pintura en los ojos, furiosos labios, muy de puta, sumando un escote prodigioso.

Camina por la calle. Muy tarde. No mira hacia atrás. Al menos así se lo enseñaron en la escuela de espionaje. Lleva una pistola Lahti 9 milímetros en su cartera. Fue un regalo de un amigo de Europa del Este. Es Justine. Y está en la capital.

Son las 3 de la madrugada cuando debe encontrarse -en un punto- con su agente de control. Justine apura el paso. Hace frío. Este último julio ha sido peor que los anteriores. Pero nada, el glamour y el garbo antes que todo. Llega a la esquina requerida. Abre su cartera saca su pager y envía un aviso. Lo usa porque son difíciles de interceptar.

El mensaje recorre el aire y se desplaza 75 metros hacia un automóvil, donde vibra el otro pager ubicado en el asiento del copiloto. Leopold, hace un cambio de luces. Justine hace contacto. Camina, mientras la puerta se abre automáticamente. Ya está sentada. Parten a su nuevo lugar. En él hay sólo una lámpara de pie negra, muy estilo Bauhaus y un cuadro con una escena de la Edad Media, una cama, un notebook.

Leopold y Justine preparan su misión posible, como dijéramos en un capítulo anterior. Ya tienen ubicado el lugar, han buscado información sobre los dueños, que sucede al interior. ¿Nombre de la operación? Barswinger.

Continuará...

12 Comments:

At 4:38 p. m., Anonymous Anónimo said...

Así como los hombres espías nunca dudan en usar su innegable atractivo sexual como arma para obtener la información, siendo seductores, intrépidos, arrogantes y egocéntricos; las agentes secretas pueden llegar a ser las auténticas protagonistas de un caso, aún más atractivas e inquietantes.
Bien por Justine (que nombre sugerente), tal vez pueda robarle el centro de "controlador" a Leopold...

 
At 4:55 p. m., Anonymous agente secreto said...

Me huele que esta vez Justine sí existe...
¿Barswinger? ¿Estará dispuesto Leopold a cambiar a Justine? ¿y a que precio?

 
At 5:31 p. m., Anonymous Anónimo said...

La patria virtual necesita agentes como Justine. Quedan pocas, nino ninguna como ella. Está Dispuesta a todo por la causa. Acepta cualquier tipo de operación y no duda en entregar o usar cualquier parte de su ser para cum plir con las misioens que le encarga el inescrupuloso Leopold, una especie de Sade del espionaje.

 
At 5:41 p. m., Anonymous Anónimo said...

Tanta especulación sobre si Leolopld está dispuesto a cambiar a Justine. Pamplinas.
Un Bar swinger!!, pero si está más que claro:
Primero, Justine es una agente buenísima, pero caliente.
Segundo: Leopold, astuto, pero paranoico, usa a su mejor carnada para atraer a quien pone en peligro sus existencias como agentes: La "Contra"
¿Sabra Leopold a qué se arriesga?

 
At 5:52 p. m., Anonymous agente secreta 2 said...

¿Que si sabe a que se arriesga? Pero si eso es lo más deliciosamente interesante, perturbador y desafiante: NO SABER que pasará cuando concreten la operación...

 
At 6:22 p. m., Blogger Marcylor said...

Has intentado leer sobre Leopold y Justine entremedio de un curso de NORMAS DE CALIDAD ISO 9001:2000????
Noooo!!! Nadie puede!!!!
Por eso escribo con ironía...ya puh, quiero saber que sigue. Mucha insinuacion, mucha insinuacion, y?

 
At 12:44 a. m., Blogger Carolina Moro said...

Justine y Leopold, que no es lo mismo que Kate y Leopold. Me gusta cómo va, su operación Barswinger y su operación Ally. Disfrute su cena con la chica que se destaca entre el resto, y gracias por sus adjetivos para mis operaciones.

besos
C. Moro

 
At 7:19 p. m., Blogger Marcylor said...

Es necesario que esta historia continúe. Pronto. Si no, YO lo voy a HACKEAR , señor Molina y voy a postear lo que quiero que pase en la segunda parte. Y eso... sería violar el derecho de autor. Y eso con mi ética no va... Pero si hay blogs con versiones alternas de Harry Potter...porqué no de Justine y Leopold? Y que pasa con el derecho del LECTOR?

Por fa...espero... que haya un poquito de sadomasoquismo...un poco de...ambigüedad y crueldad. Hasta ahora no han mostrado su lado mas cruel. ¿Tendrán uno? ¿O Justine también se pone abrigos rosados? (jajajajaja) La diferencia es que...hmmmm... Justine, se encargaría de eliminar a todo aquel que intente identificarla en el cyberespacio....y sólo ella podría ponerse un abrigo rosado que pudiera evocar tus peores pesadillas de deseo, muerte e incertidumbre.
(aaaah. como estuvo esa?)

 
At 9:13 p. m., Blogger Jorge Molina Sanhueza said...

INTENTARE DAR EL GUSTO ANTE TAN INSISTENTE LECTORA...

 
At 10:30 p. m., Blogger SERGINHO® said...

como te fue con la pizarra Jorge? cualquier duda... estoy por ahi.. dispues a ayudarle estimado.. cuidate..
nos leemos..


ahh... y me adhiero al clamor popular... que continue la historia...

 
At 1:13 a. m., Blogger Jean Georges said...

Siempre lo supe: el asesino es el mayordomo. Se notó desde el momento en que ella movió la oreja izquierda, ahí, justo después de la tos encubierta.

Salud.

Y que siga la historia, la verdadera.

 
At 1:21 p. m., Blogger Jean Georges said...

ok. Espero el final.

 

Publicar un comentario

<< Home