JORGE MOLINA SANHUEZA

"Cuando la prensa es libre, ello puede ser bueno o malo; pero, evidentemente, sin libertad, la prensa sólo puede ser mala". Albert Camus.

martes, agosto 16, 2005

Asesino en serie (capítulo I)


Cuando pienso en el infierno pienso en tu foto colgada en mi pared. Estás brindando. Tu pelo cae sobre tu hombros como un saco lleno de flores y desinencias. Por eso a veces me entrego a tus deseos, a tus delicadezas. Eres como la mordida de una serpiente venenosa, tan llena de mal que inyectas a través de esos filudos y huecos dientes, como la andanada de pasiones que son tus pasos de tacos rápidos.

Por eso te miro. Porque me nutro de tus ansias de sexo métrico de orgías misóginas y oralidades carnales. No sé por qué hablo así de cada encuentro que tengo contigo Mercedes Biedma. No logro evitar que te metas en mi cama y quites cada una de mis prendas, incluso las íntimas.

Intento quedarme estático, sin movimientos, para que pienses que estoy muerto y, como si fueras un oso feroz te retiraras sólo después de haberme olido.

Pero eres más hábil que ese animalejo, más metálica, calenturienta. Perra. Puta. Así es como me convences. Eres más hábil que la serpiente, más letal que el botulismo, más perversa que Abigail, la ramera de Satanás.

Yo en cambio soy la modificación, el lado blanco de la luna, de un queso que aparece como por arte de magia. Soy un cachorro de vetos indispuestos; un cóndor de alas ardidas, lleno de soledades. Quizá lo más parecido a una lágrima.

Sin embargo despierto y no tolero esas inmoralidades tuyas. Esa libidinosidad tan expuesta, tan inmoral. Por eso te doblego y aplano tus brazos contra el colchón y lamo tus heridas de guerra de la noche anterior. Sé que me odias, pero voy cerrando cada una de tus llagas con mi lengua y enfriando tus avernos, tus profundidades hasta dejarte quieta, llena de amores mentirosos, de esos que ni siquiera tú crees en lo más recóndito de tu alma.

Luego, cuando estás a punto de creer en mis caricias de perro hambriento, prefiero sacar mi puñal y clavarlo en medio de tu pecho y verte sangrar, desgranarte como el choclo de una granja infinita, pulpa de cordero, cazuela de ave, ollas secas por el viento de la mañana que lamen esos quiltros asesinos que pueblan las tierras del sur.

E insisto. Prefiero verte desangrar a tener que burlar las llamas de aquel tronco que alimenta tu fuego. Huyo, luego del crimen a esconderme en mi cueva sin fondo, en mis capas de lodo y, desde allí, verme y sentirme triunfante, como un cazador furtivo, a quien sólo le interesaba tu piel para venderla en el mercado al mejor postor de pasiones sin memoria.

Y allí ya no soy yo. Ni soy comerciante, ni asesino. Soy de nuevo. Soy de nuevo ese hombre con pies de plomo y perfume de zanahoria, naranjo por esencia, rojo de odio y incierto en mis pasiones y quebrantos. Ya estas muerta. Yo vivo. Y puedo continuar mi camino de desesperación a la próxima víctima.

20 Comments:

At 1:24 a. m., Blogger Marcylor said...

Me dejaste con la boca abierta a cinco palmos estupefactos.

Por primera vez de este blog, te leo algo con tanta rabia, con tantas pasiones, sin tantos misterios vanos, con latidos vivos de duda, incertidumbre y pesadilla. Y completamente redondo como escritura. No hay palabra que sobre. No hay sensación que falte. Espero que mañana nadie postee que soy una exagerada, y si lo hicieran, me vale madres; pero ya he leido esto como cinco veces y no es temprano como para darse la paciencia de hacer esto.

Extrañamente, Mercedes Biedma mirada desde acá, me parece más inerme, más frágil, como esas rosas espinudas que creen que con sus pequeñas mañas están a salvo del mundo y que lo pueden destrozar en mil pedazos. Más cerca de Lilith que de Abigail; sólo execrada por ceder y saber donde están los límites de su deseo y conocer la debilidad y la contradicción humana. Casi casi deseando morir, encontrar a su asesino que la libre de sí, de su veneno aparente, de su brindis inacabado, de sus amores mentidos, de su libidinosidad aprendida. Ansiosa de unirse al lado blanco, de llorar las lágrimas, de dejar la equívoca maldad que aprendió por los caminos (interesante saber de donde vino esa mujer).

Casi casi pareciera que estoy posteando la historia B de esta historia, pero no es mi tarea, porque hay mejores manos para acometerla. O dedos sobre un teclado.

Bienvenido de vuelta al mundo de los vivos.

 
At 9:09 a. m., Anonymous Anónimo said...

¡Tú, que sólo sonríes!
Por favor espera en otra sala...
No ves que somos tantos los de cabeza gacha, tratando de conciliar los sueños con la vida..
Esperando...

Déjanos amar sin fin, déjanos odiarnos, descender a nuestros corazones,
... a veces debemos ir a buscarlo...

Latiendo en el destierro, en otros cuerpos, en el suelo...

No busques mas en mi sonrisa, que sólo te daré una rosa negra.
No trates de ver mis alas,
Las llevo, sólo que tú, no las verás jamás.


No debiste ponerle palabras a lo que dicen mis ojos,
Que para eso me los traje del cielo así, callados...

Que si sólo recogerás flores blancas, no quiero tu ramo amigo..
No quiero, tu corazón inmaculado

No tomaré lo que me ofreces;
Flores frescas has matado para adularme?
No era mejor un poema o una canción? Que a nadie dañan?

¡Llévate tus flores muertas!
¡Falsas adulaciones de un galán sin estirpe!
¡ Sin sangre en las manos!

No me beses más por favor.
Que te llevas los recuerdos...de quien en verdad amaba,
no te acerques a hacerme mejor la vida, que no conoces la mía

Olvídate de mí, y no me abraces si no quieres verme en el rostro,
El dolor que me partió la frente.

Pues yo he de ir a buscar mi viejo corazón de trapo, sin ti.
He de secarlo al sol, de besarlo en la mejilla y pedirle perdón,

Cuando vuelva a ponerme el corazón en el pecho,
Sólo sabrá amar, a quienes lo recogieron del piso,
Sin hacer preguntas..
No amigo, llévate tu estúpido corazón.
Que yo con el mío sucio y roído... tengo suficiente para vivir

No te mostrare de que color tengo la sangre...
Mis dolores, son míos...
Tal vez sea todo lo que poseo en este mundo,

...Como el violín roto de un gitano...
Yo, tengo mi corazón pobre y rasgado, para recordarme,
Que he vivido...

¡Rechazaste mis lágrimas!
Pues...escupiste en la cara a mi único hijo...

Ahora yo...Te he asesinado en defensa propia.

 
At 9:57 a. m., Blogger Jorge Molina Sanhueza said...

Pues querida anónima, debo sostener que su pluma ha mejorado, más no su puntería... Esa, aún debe corregirla para darme un tiro certero en medio de los ojos. Al menos con esas palabras, sólo heriste una parte de mi. Sigo vivo, y sin saber quien eres.

 
At 5:19 p. m., Anonymous Anónimo said...

Is too much!!!!
Molina eres tan agresivo, gore, apasionado, felino, animal!!!
Debo reconocer que prefiero esta versión recargada que tus anteriores facetas... You know...
esta vez lograste cambiar de posición mis entrañas, algo así como torsión estomacal, como temor, nauseas, vértigo...
Te enviaré por correo postal una auténtica Hatori Hanzo

 
At 5:55 p. m., Anonymous Anónimo said...

Anonima, no crees que exageras con tus comentarios a Jorge Molina? Déjalo fluir con Carola Moro, Marcylor y los que quieren leer sus historias!!! Get a life!!! En buena....

 
At 6:05 p. m., Anonymous Anónimo said...

Perdón... ¿alguien le ha preguntado a don Molina que opina de esta bravura femenina?

 
At 6:27 p. m., Blogger Jorge Molina Sanhueza said...

A mi me parece entretenido todo tipo de debate... incluso los más ácidos... se agradece esta verdad sin aforemas...

 
At 10:37 a. m., Anonymous Anónimo said...

A mi tambien me parece entretenido el debate, sobre todo si sabemos que lo que este periodista escribe no se trata de relatos imaginarios, sino de su viva experiencia.

Cada personaje en realidad existe, y a todos les ha extirpado lo que le ha sido útil en el momento inoculando dosis de crueldad sin compasión.

Este relato es el que mejor lo retrata, es su verdad, esa que enmascara con verborrea y galanteos, y que ahora disfraza de cuento en un posteo.

Señor Molina, escribe bien la realidad. Lo felicito por eso y por el fan club de credulas que adulan su ego, en este su escenario virtual, su animita en vida donde más que flores, se merece un ramo de alcachofas marchitas.

Siga asi.

 
At 12:57 p. m., Anonymous Anónimo said...

Mina, y si te dejo tan la pelota en el mate, por qué le seguis inflando el ego pescándole su pajero blog y postéandole????

Por demás, todos los blogger hacen la misma pelotudez; esta clarísimo al leerlos que las minas se quejan del que las pateó, los gallos de la mina que los dejó...

pa escribir blogs así, paso. Si esto es el fenómeno blogger, es patético.

Cavernícola.

 
At 1:18 p. m., Anonymous Mercedes Biedma said...

Más patético me parece que escriba una mujer, a todas luces, despechada.
Blogger hay para todos los gustos, colores y sabores. Al que no le guste, puede cambiar de canal...
Ah!!! y sólo un dato: quienes estimamos al Señor Molina somos aquellos que hemos aprendido a verlo y escucharlo.
Eso no se llama adulación, se llama "RESPETO"

 
At 1:24 p. m., Blogger Johny Shats Sitton said...

Ufff veamos si sigue con sus crímenes el muchacho. Voy a seguir la saga.
Gracias por el comentario en mi Blog.

Saludos

Johny

 
At 1:40 p. m., Blogger Marcylor said...

Al fin una opinión cuerda entre tanto loco.

 
At 3:26 p. m., Anonymous Anónimo said...

Le pusieron musho o no? Por mi parte sigo sosteniendo lo que postee hace un par de días: “molina molina... su misterioso deambular por la Corte, sus vericuetos y su inefable celular...” Agrego: que buenos “contactos” y “conocidos” en aquellos gélidos pasillos… (Llegas a asustar a cualquiera, incluso a…)

 
At 3:31 p. m., Anonymous Anónimo said...

A mí me parece que la chica aquella que escribe es alguien que te conoce bien Molina, pero claramente, si estuviste con ella hiciste bien en largarte de esa historia...

Cantabria...

 
At 3:40 p. m., Anonymous Anónimo said...

Claro que lo conoce y no creo que el demonio de Tasmania como lo puso hoy en su blog seas tú.
No será que la loca de patio es ella, que la desequilibrada y neurótica es ella, que aquel demonio se salvó de sus garras infantiles y paternales? ¿Tendrá la valentía de contar como fue realmente ese episodio?
Podrá rehacer su vida sin mirar atrás y dejar de hacer daño??

Tu amiga...

 
At 3:50 p. m., Blogger Jorge Molina Sanhueza said...

La verdad prefiero dejar que el tiempo y la conciencia de las personas asuman sus responsabilidades. Yo por mi parte asumo las mías...

Además jamás pensé que esta historia generaria tantas pasiones...

Menos de quien se siente aludida... Increíble...

 
At 4:23 p. m., Anonymous fran said...

uf y cuando te conoci pense que eras como un gatito de chalet o un niño viendo monstruos del nickelodeon..y ya veo que el gato esta poseído y el niño se convierte en un chupacabras....si..me gusta..saludos desde el inframundo...

 
At 4:41 p. m., Blogger Jorge Molina Sanhueza said...

Notable, Fran... Pero debo ser honesto, me encanta Nickelodeon

 
At 5:37 p. m., Anonymous Anónimo said...

A mi me parece que la historia está total. Súper bien escrita y si además eres un asesino en serie de mujeres, nada mejor. De hecho creo que es re calentona la historia... Espero elc apítulo sgte.

Carolina Bragueta...

 
At 5:41 p. m., Anonymous Anónimo said...

Desde el universo paralelo de los ojos de una mujer... creo que eres un asesino delicioso... lleno de figuras clásicas, lleno de crueldad.. incierto... como buen asesino... pero creo que aun falta sangre...

Ansonia, "Ameba girl"

 

Publicar un comentario

<< Home